Saltar al contenido

Para nieve

De sol

Polarizadas

Alta Montaña

Ciclismo




Gafas de montaña para Nieve, Bicicleta, el Sol

Hay quienes piensan que las gafas de sol, para la montaña, la bicicleta o la nieve, son solo un accesorio, y la verdad es que las gafas de montaña son necesarias  para proteger los ojos y evitar los efectos nocivos de los rayos de sol. Unas buenas gafas de montaña deben ofrecer una alta protección contra la luz azul y una protección del 100% frente a los rayos UV.

Pero, además debemos tener en cuenta la cantidad de luz que dejan pasar las lentes. Esta suele puntuarse del 0 al 4, siendo el 0 que deja mucha luz, un 80% y el 4 que a penas deja pasar luz, con un máximo del 8%.

Es evidente que, dependiendo  de la actividad de montaña, la exposición a los rayos del sol es diferente. Por esta razón, los lentes que usarás para tus prácticas de montaña, debes buscarlas en función del uso o actividad que les darás. Para la montura nos guiaremos por nuestros gustos y optaremos por la que más nos favorezca.




En general para escoger una buenas gafas de sol, debemos tener en cuenta varias cosas: que sean neutras, que cubran de frente y por los laterales, que garanticen una alta protección, que no estén hechas de plástico y que permitan una gran agudeza visual.




En este sentido, podemos indicar que  para nuestra actividad de montaña, sea en la nieve, senderismo o bicicleta, no vale cualquier gafa para protegernos.  Se deben adquirir unas gafas de buena calidad que filtren las radiaciones, ya que aquellas que no lo hacen y son muy oscuras o no tienen el color adecuado del lente, sólo reducen luminosidad  y dilatan la pupila haciendo que los rayos pasen libremente hasta la retina que quedara afectada para siempre.

Gafas de Sol para montaña

Para uso en montaña (BTT, senderismo, escalada…) es recomendable además del filtro UV, que todas las gafas de sol deberían tener, que la capacidad de transmisión de la luz a través de las lentes no esté por de debajo del nivel 3. Un nivel 4 puede no ser necesario si no se tienes los ojos demasiado claros, una especial sensibilidad a la luz, o no se frecuenta la alta montaña, especialmente en invierno y a cotas elevadas donde la nieve se convierte en un magnífico espejo.

En consecuencia,  una buena recomendación sería usar unas gafas de montaña Fotocromáticas, que se adaptan a la luminosidad de cada momento, y cambian según atravieses un tramo de sol o zonas más sombrías. Además son muy útiles para días de otoño-invierno, jornadas nubosas o actividades que se realizan al atardecer.



Otra opción serían las Lentes “teñidas” o de colores que reducen más o menos la luminosidad en función de su color. El verde,  hace que percibamos los colores como son. El marrón pone un filtro a las radiaciones azules e incrementa el contraste, se utilizan para deportes al aire libre. El gris  respeta los colores naturales y deja pasar la luz de forma homogénea. El amarillo se utiliza para días nublados porque aumenta el contraste. A veces de venden lentes supuestamente tintadas que solo tienen cristales de colores pero no llevan tratamiento real anti UV, hay que compralas en lugares fiables.  La desventaja de esta opción es que, a diferencia de las fotocrómaticas, tendrías que usar unas distintas para cada ocasión, dependiendo del efecto que queramos percibir durante nuestra actividad.

Gafas de montaña polarizadas

Según del grado de absorción de luz que podemos percibir durante nuestra práctica de montaña, las gafas de montañas, las debemos comprar con filtros de luz especiales, y uno muy conocido es el filtro polarizado.

Las gafas de montaña polarizadas, tienen la virtud de  minimizar los deslumbramientos, ya que son capaces de eliminar los reflejos en ciertos ángulos de superficies como el agua la nieve o la arena. Las gafas polarizadas, tintadas, y con tratamiento anti UV, resultan unas gafas muy polivalentes, de gran nivel para deportes acuáticos y en alta montaña donde abundan los reflejos sobre la nieve u otras superficies.







Gafas de alta montaña

En la alta montaña nuestros ojos tendrán más exposición al los rayos UV, con un aumento de entre el 4 y 16% por cada 1,000 m de altitud, y la luz UVB que contiene es particularmente peligrosa.

Además,  a estas alturas la nieve es como un espejo,  reflejando entre el 80 y el 90% de la radiación solar. Así mismo, la exposición variará dependiendo del espesor de la capa de ozono en la atmósfera (que actúa como un filtro natural), las diferentes regiones del mundo, la estación y el ángulo de incidencia de los rayos del Sol. Cabe destacar que cuando el día está nublado, el sol sigue siendo peligroso.

Los problemas que podrían presentar los deportistas de alta montaña si no llevan una protección ocular adecuada son: la Fotoqueratisis o ceguera de la nieve, provocada  por la exposición prolongada a los rayos UVB, que daña la cornea, Erytropsia la exposición prolongada a la estimulación con luz intensa y el síndrome de “salida blanca” es el nombre que se le da a la congelación de  los párpados en un frío extremo, que implica desgarro, pérdida de percepción del terreno y fotofobia. La congelación de la córnea puede causar necrosis irreversibles si no se trata rápidamente.




Por lo tanto, para la alta montaña no solo debes elegir la lente adecuada para proteger tus ojos de la luz solar dañina, también debe protegerlos contra el viento, el frío y cualquier cosa que pueda obstruir su visión, como la nieve. 

De aquí que las gafas de alta montaña tengan un marco curvo con protectores laterales, para proporcionar una protección total. Una buena opción a tener en cuenta es que las varillas sean ajustables para asegurarse de que se mantengan bien en sitio u optar por patillas delgadas que se deslizan con facilidad bajo una gorra o sombrero.

Para deportes de alta montaña se recomienda el mayor nivel de protección, donde el tintado más oscuro capaz de detener la mayor cantidad de luz, manteniendo nuestra pupila con la misma dilatación que tendría, por ejemplo, en un día nublado y sombrío, con un cristal transparente situado entre el ojo y el exterior. En consecuencia, sin dudarlo, para las montañas altas, recomendamos la categoría de filtro máxima que deja pasar solo del 3 al 8% de la luz visible. Dependerá de usted elegir según sus características técnicas y su presupuesto.



Gafas para ciclismo de montaña

Una buena protección para tus ojos solo puede proporcionártela las gafas adecuadas según la actividad, y para  el ciclismo de montaña lo mas recomendado son las lentes fotocromáticas.

En  la montaña los cambios de luminosidad son muy frecuentes, sobre todo si pasamos de senderos donde estamos expuestos a intensos rayos de sol, a una zona boscosa donde hay menos luz.

En este caso, las gafas para ciclismo de montaña, fotocromáticas se adaptarán a los cambios de intensidad luminosa, lo que evitará el hecho de que tenemos que estar quitárnoslas todo el rato. Por lo tanto son más seguras ya que no te distraes por tener que quitarte las gafas, lo cual puede hacer que pierdas el control de la bicicleta o que te entre algo en el ojo.







 

Gafas de montaña para Nieve, Bicicleta, el Sol
5 (100%) 1 vote